Team "Todo lo que tenga piernas!"

domingo, 13 de diciembre de 2009

Acuerdo de alfas...Parte 1


 Señoritas hoy es día de estrenos, ahora disfruten de la primera parte del One Shot para que Koko recupere su autoestima. Ojala les guste tanto como yo disfruté al escribirlo...
Ok, no hablo mas
Bye Bye


Acuerdo de alfas...Parte 1

Date prisa Annie. No tengo todo el día
Desde que la pequeña Annie Marshall se unió a la manada todo se volvió mas complicado.
Anne tiene tantas cosas en la cabeza que nos es casi imposible concentrarnos, y por eso debo mantenerla alejada de los combates y obligarla (literalmente) a que no entre en fase. Pues sus pensamientos son tan profundos y complicados que es imposible no hacer el intento de comprenderla. Estar en su cabeza era como escuchar una y 12 radio grabadoras encendidas en distintas emisoras, todas al mismo tiempo.
Lo siento, pero no puedo evitarlo. Encontré un rastro desconocido y que me es muy familiar…No puedo identificarlo
Yo también lo huelo. Apeló Sara. Ja. Que raro, Sara saltando a favor de su pequeña Annie
¿Koko enserio es tan difícil estar en mi cabeza? Soltó reviviendo mis cavilaciones anteriores.
¿¡Difícil!? ¡Es una mierda! Eres tan endemoniadamente complicada, que a veces quisiera arrancarme las orejas, pero sin embargo aun seguiría soportándote espetó Kathe exasperada. Siempre la mas quejosa de la manada.
¡Basta! Quiero llegar hoy al pueblo, y si siguen discutiendo les cortaré los tendones. Todas hicieron silencio en menos de un instante. Esto de ser alfa tenía sus ventajas.
Apretamos el paso hacia la reserva, me moría de ganas por llagar y recostarme.
No nos quedaban muchos kilómetros por recorrer, solo unos 50, que a velocidad de loba se reducía a 10 minutos o menos. Pero mientras estábamos atravesando la divisoria entre las tierras de los Quileutes y las nuestras, Anne se detuvo en seco. Hundiendo sus patas casi hasta las rodillas en el suelo lodoso.
¿Anne? ¿Por qué paras? preguntó Vii
¿Lo huelen verdad?
¿De que estas hablando, cielo? Preguntó Sara. Los pensamientos de Annie, por una vez desde que era loba, se pusieron en orden. En un diminuto espacio de su mente, el que estaba tratando de descifrar ese olor que la perturbaba, se volvió lo principal. El olor que Anira captaba era olor a lobo.
¿Cómo puede ser, chicas? Inquirió confundida. Hasta donde entendíamos no había lobos en la Push.
No lo se, pero no quiero problemas. ¡Muévanse!, ordené con mi vos de alfa. Esos lobos podrían ser territoriales y no quería que mis hermanas pelearan en esas condiciones. Hace 4 días que no dormíamos por estar persiguiendo a esas asquerosas sanguijuelas por toda la maldita frontera canadiense. Eran un par de hembras que estaban dándose un festín con los turistas y excursionistas cerca del pueblo.
Unos corazones frenéticos a nuestra espalda hicieron que mis sentidos protectores se alertaran. Cuidado, estén alertas, no sabemos a que nos enfrenamos
Volteamos con cuidado, soltando gruñidos amenazadores, sobre todo por mi parte. Pero Sara saltó a defender a Annie tras su espalda, lo que mostraba la clara debilidad de la manada. Los lobos eran 4, y nosotras 6 contando a Anne.
Esperamos frenéticas a que alguien lance el primer golpe pero nada, los lobos seguían parados a 5 metros de nosotras. No nos gruñían, ni estaban en posición de ataque. Ni siquiera nos estaban amenazando.
El lobo mas grande de pelaje cobrizo salió corriendo hacía un de los árboles mientras el resto de su manada seguía observándonos.
¡Estén  alertas!
En lugar del lobo de pesadilla, el príncipe azul izo su entrada en el bosque.
Un muchacho de cabello largo y enmarañado completamente desnudo apareció y comenzó a caminar hacia nosotras pero manteniendo una distancia prudente. No pude evitar examinar la virilidad de ese muchacho. Pues, si que estaba bien. Mis ojos de loba quedaron realmente impresionados. Y mi cuerpo deseaba sentir a ese muchachito alfa. Se que suena loco, se que esta mal. Tal ves el sea solo un niño, pero sin embargo que me condenaran de por vida por el. Era tan endemoniadamente sexy.
Por el, la cárcel me sonaba a gloria.
¡Koko! deja de pensar en esas estupideces, me siento enferma. Me reprocho Naty, mi beta
-         Hola. Soy Jacob Black. Soy el alfa de esta manada- todos guardaron silencio.
¡Woo! Si que tienes razón Koko, esta de puta madre. Pero ya deja de mirar sus partes. De seguro pensará que nunca antes viste a un tipo en bolas.
Annie cierra tu maldita boca. Le espeté con sequedad
-         Mira, no me gusta hablar solo. Y mucho menos estar desnudo frente a un montón de chicas. Lo menos que podrías hacer sería cambiar para hablar con migo- murmuró reluciendo la sonrisa mas dulce y hermosa que presencie en mis 40 años de vida. Asentí con la cabeza mientras empezaba a destransformarme. Y poco a poco las voces de mi manada se fueron apagando.
-         Esta bien- sabía que estaba desnuda, y no me importaba. No me molestaba que unos desconocidos me vieran así. La desnudes era algo muy común entre lobos. Los ojos de Jacob me recorría sin piedad, remarcando una mórbida curiosidad sobre mi feminidad- Soy Kokoro Iriyen, esta es mi manada- Jacob dio 3 pasos seguros en mi dirección y acabó con el espacio infernal que nos separaba. Si que deseaba a ese chico. El me tendió su mano a modo de saludo mientras esperaba a que se la estrechara, y lo hice un poco dubitativa
-                     Es un placer, pero Kokoro es un nombre complicado y seguro se me olvidara. Mejor de diré Roo- Le hice una mueca a la cual sonrío, y su sonrisa fue contagiosa. La verdad. Me gustaba como sonaba. Roo. Ese apodo se me antojaba mas lindo que un millón de cachorros.
-                     Bien, yo te diré Jake.
-                     Si yo también- anunció un vos cantarina a mi espalda. ¡Por que diablos Anne no me hacía caso nunca! Ella se acercó hacia nosotros con demasiada confianza en los desconocidos- Soy Anira, pero puedes llamarme Annie o Anne- anunció tendiéndole la mano. El muy educadamente se la estrecho mientras le dedicaba una miradita de soslayo, un poco sorprendido.
-                     Pues hola, como ya sabrás. Soy Jacob Black, pero pueden decirme Jake- Y otra ves la maldita miradita ¿Pero que mierda que todos los hombres siempre se fijaban en otra y nunca en mi?- Eres tan pequeña. No pareces una licántropa- sonrió divertido al ver la expresión contrariada de Anne. No había nada que ella repudiara más que la mención de su tamaño diminuto. Le sacó la lengua y se fue para atrás. Pero a la espalda de Jacob uno de los lobos de su manada se había ido, para luego volver en forma humana. Era un chico de unos 15 años de pelo negro, y cuerpo en desarrollo. Tenía una hermosa sonrisa, y miraba fijamente a Annie.
-                     Hola, soy Seth- saludó efusivamente. Jacob le fulminó con la mirada y luego le dio un golpe seco en la nuca-
-                     Creí haberles dicho que no debían salir de fase- le reprendió
-                     Lo siento, Jake- el muchacho miró al suelo avergonzado mientras Annie reía entre dientes.
-                     Pobre Seth. No seas malo con el Jacob- le recriminó
-                     Le di una orden. Pero pasa que Seth anda de Don Juan, y seguro que quería ligarte Anira- el rostro del muchacho mas joven se enrojeció a causa de la sorpresa y la vergüenza. Pobre chico…Al final tuve que carraspearme la garganta para poder recuperar la atención de Jacob. Su mirada milagrosa recayó en mi rostro recuperando un brillo de alegría.
-                     Nosotras nos dirigíamos hacia nuestra reserva. Mi casa es muy grande y tengo mucho ropa ¿Tiene apetito?...

4 comentarios:

  1. Que honor!!!! Kokoro Black se paso para comentarrr!!!!!!!!!!!!! jajaja
    jaja

    ResponderEliminar
  2. Azii q ya entendii el
    SOMOS UNA MANDA
    del otro dia
    haha kathe es una qejosa
    jaja
    pro azii es mii mjor amiiga
    tQ ciielo seguuiire leyendo

    ResponderEliminar
  3. La verdad, piba, sos una GENIA con todas las letras, en serio me impresionaste. Tenes muchísimo talento, y me atrapa la forma en la que escribis. Naciste para hacer esto, que nadie te haga dudarlo.
    OK, así o más dramática, no? Pero bueno, debía ser dicho (en tono así como sacrificado)
    Bueno, ya me dejo de boludeces (ja-ja, como si eso fuera posible XD)
    Espero el siguiente pedazo!!! (y pronto ¬¬)
    Muchos besos!!!
    Naty

    ResponderEliminar